BIENVENIDOS

Este Blog tiene como objetivo formar a todos los interesados en esta realidad social las bandas juveniles

bandasjuveniles@hotmail.com

lunes, 28 de julio de 2014

Asociaciones rumanas denuncian al productor pornográfico 'Torbe'

La Federación de Asociaciones Rumanas de Europa (FADERE)ha denunciado al productor porno y autor de la canción 'Soy un rumano en Madrid', Ignacio Allende Fernández, más conocido como Torbe, al considerar que el contenido de la misma es "xenófobo" y "discriminatorio", que "intenta decir que la comunidad de los rumanos de España la forman ladrones, carteristas y prostitutas".
Además, esta organización pide al autor 100.000 euros por daños morales, además del "perdón público" al pueblo rumano. "FADERE condena este tipo de comportamientos que intentan romper la armonía entre los rumanos y los españoles", indica en un comunicado, en el que solicita que quienes vean el vídeo en YouTube marquen 'No me gusta'.
FADERE ha enviado una carta a la dirección de YouTube que retire "con carácter urgente" la canción por su naturaleza "xenófoba", no sin recordar que "en general, los rumanos que viven en España son serios y trabajadores y conviven en armonía con el pueblo español".
"No queremos que este tipo de comportamientos sirva de ánimo a los grupos extremistas y perturben el equilibrio ya de por si frágil entre los rumanos y los españoles", asevera el presidente de esta organización, Daniel Tecu.

Más de 202.700 visitas en 'YouTube'

El vídeo lleva contabilizadas en YouTube más de 202.700 visitas de usuarios y presenta antes de su visionado una 'advertencia de contenido', en la que se indica que "puede ser inadecuado para algunos usuarios", ya que en él aparecen numerosos gestos obscenos y palabras malsonantes. Además, cuenta con casi 6.500 'no me gusta' y 1.200 'me gusta'.
Asimismo, el videoclip de la canción contiene subtítulos en rumano. "Soy un rumano en Madrid. Si te robo la cartera o te sustraigo todo el cobre, no te enfades sólo quiero divertir (...) Si te quito tus mujeres aunque no tenga papeles, no me culpes solo quiero divertir", dice la letra del estribillo.

El UC Ceares denuncia el "acoso violento de ultraderechistas" a sus aficionados



El Unión Club Ceares ha denunciado este domingo, a través de un comunicado, "el acoso de violentos elementos ultraderechistas" contra sus aficionados.

 Según la entidad deportiva deportiva, este sábado en durante el partido contra el Real Sporting B, un grupo de estas personas, identificado como seguidores rojiblancos, acudieron al campo de La Cruz con intención de agredir a los hinchas del conjunto local.
El club afirma que la situación se produce desde hace bastante tiempo pero que no lo han denunciado antes para "no crear preocupación. "Un grupo de ultraderechistas subió de nuevo a La Cruz, esta vez a cara descubierta, decididos a asistir al partido. Sin embargo la actitud violenta e intimidatoria fue la misma, tanto fue así, que intentaron agredir a varios aficionados en los aledaños del campo en la previa del partido e intimidaron a otros cuantos por el simple hecho de lucir la camiseta de nuestro equipo", aseguran.

"Tras esos incidentes que por fortuna no pasaron a mayores, una veintena de ellos asistieron al partido. Esta vez su excusa para visitarnos fue que el U.C. Ceares se enfrentaba al filial del R. Sporting de Gijón, equipo al que dicen animar pero al que por supuesto no representan lo más mínimo, ni como institución ni como afición", apunta el club cearista. "La Policía Nacional ya había preparado un dispositivo al respecto en previsión de su asistencia a La Cruz, escoltándoles en todo momento, pero a pesar de ello tuvimos que asistir a continuas provocaciones y saludos fascistas mientras apenas seguían el desarrollo del partido, dejando claro su objetivo y su escaso interés por el fútbol", han añadido.

El club matiza que "no hubo que lamentar mayores incidentes que los relatados, pero sí lo desagradable de la situación y la sensación de inseguridad para el resto de aficionados asistentes, algo que quien va a disfrutar de un partido de fútbol no tiene por qué soportar".

Anteriormenter, recuerda el comunicado, el 14 de Octubre de 2012, horas antes del correspondiente partido de Liga, "un grupo de encapuchados subía hasta nuestro barrio, y tras pasearse por la zona intimidatoriamente, al no encontrar víctimas propicias acaban su trayecto en La Cruz e intentan asaltar las instalaciones. Además de daños en las instalaciones, agreden a nuestro vicepresidente que acaba en el hospital. Tras las investigaciones policiales no hubo ningún imputado".

Por último señalan otro incidente el 1 de Junio de 2014. "Durante la visita del Trival Valderas, un grupo de violentos ultraderechistas subían en dirección a La Cruz para volver a hacer de las suyas, aunque esta vez la policía les interceptó y les dispersó, gracias a lo cual no pudieron llegar a un campo donde ajenas a todo se encontraban unas 1.500 personas disfrutando del partido más importante de la historia del U.C. Ceares", explica el Club. Afirma además que este último incidente no fue denunciado en su día para no crear alarma mientras se disputaba el Play Off de ascenso a Segunda B.

"Lamentamos profundamente tener que comenzar así la temporada, lamentamos que tantas horas de trabajo desinteresado y tanta ilusión se vean empañadas por situaciones desagradables que queremos evitar a toda costa, pero llegados a este punto no nos queda otra opción que denunciar públicamente esta serie de hechos", afirma el equipo.

Miguel Ángel Aguilar: "Hay un 70% de agresiones a homosexuales que no se denuncian"


domingo, 20 de julio de 2014

Detenidos tres jóvenes por propinar una paliza a dos adolescentes de ideología contraria

Agentes de la Policía Nacional han procedido a la detención en Madrid de tres jóvenes por su presunta participación en una violenta agresión a otros dos adolescentes el pasado 25 de junio en la calle Cobos de Segovia, en el distrito madrileño de Arganzuela, ha informado la Jefatura Superior de Policía de Madrid en un comunicado.
La Policía sostiene que ha sido un ataque motivado exclusivamente por la ideología de carácter contrario que profesan las víctimas. El Departamento de Prensa de la Jefatura ha indicado que los agresores se identifican con movimientos de extrema izquierda, mientras que las víctimas con grupos radicales de derecha. Los detenidos tendieron una emboscada a las víctimas, a quienes ya conocían, sabiendo también dónde podían encontrarse.
En el transcurso del ataque una de las víctimas logró huir cuando estaba a punto de ser alcanzado, mientras que la segunda resultó gravemente herida.
Durante la agresión los implicados actuaron con gran virulencia,arrojándoles piedras de gran tamaño que portaban en mochilas, llegando a golpear uno de los detenidos a la víctima en la cara con un monopatín. A los tres responsables, con edades comprendidas entre los 18 y 19 años de edad, se les imputa un delito de lesiones y otro contra los derechos fundamentales.

En Arganzuela y Retiro

Los agentes llevaban meses investigando las agresiones llevadas a cabo por este grupo que actúa principalmente en los distritos de Arganzuela y Retiro. Una investigación compleja debido a la reticencia de las víctimas a presentar denuncia.
En este caso, los agresores les habían amenazado con represalias, llegando incluso a realizar pintadas intimidantes en los alrededores de los puestos de trabajo de algún familiar. Los investigadores averiguaron que los amedrentaban también a través de las redes sociales y que los dos jóvenes habían sido agredidos en más ocasiones por este colectivo, no presentado denuncia en ningún caso por temor.
Al margen de la agresión, se ha constatado que este grupo está detrás de la autoría de unas pintadas en las que reclaman como propio el popular Parque de El Retiro, al que consideran su "territorio" y al que pretenden "liberar" de la presencia de miembros de grupos ideológicos antagónicos. Unos grafitis en los que no dudan en reivindicar acciones violentas pasadas para conseguir este propósito.
La investigación, que continúa abierta y en la que no se descartan más detenciones, ha sido llevada a cabo por agentes de la Brigada Provincial de Información, perteneciente a la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

RAP CONTRA EL RACISMO

“¡Vamos a cazar a moros y guarros!”

Pedro Costa, Lofer, encargó el 30 de junio de 2005 cuatro cajas de munición del calibre 22 a un camarada de su banda neonazi Frente Antisistema (FAS), según la Guardia Civil.
Nueve años después, Lofer se sentaba esta semana en el banquillo de la Audiencia de Valencia junto a otros 17 militantes de FAS. Se le considera el contable y miembro de la cúpula de la organización ultra, la denominada Junta de Mandos.
El neonazi, de 34 años, ha dirigido hasta hace una semana un centro privado en Valencia que atiende a seis jóvenes de entre nueve y 17 años en riesgo de exclusión. Los menores están tutelados por laConsejería de Bienestar Social de la Generalitat Valenciana. La institución sin ánimo de lucro tiene siete trabajadores y el pasado año se benefició de una subvención conjunta de 19 millones de euros que la administración de Alberto Fabra otorgó a una veintena de entidades.Lofer aterrizó en la asociación en 2008, cuando ya llevaba tres años imputado en el caso Panzer que investigó las entrañas de FAS.
La gerencia del centro descubrió el pasado ultra de su director tras ver su foto en un semanario en febrero de 2013 pero no le despidió por “carecer de fondos”, según una fuente. El organismo encadenaba entonces cuatro meses de impagos de la Generalitat (ahora lleva tres). Y Lofer se ganó el favor de sus jefes tras erigirse en portavoz ante la administración de la reclamación de la deuda. “En lo profesional se ha portado de forma excelente”, admite un compañero que también le define de “astuto y manipulador”.
La Generalitat Valenciana se desmarca de la contratación. “Velamos para que se preste el servicio. No gestionamos las relaciones laborales de los centros”, precisa una portavoz de la Consejería que dirige Asunción Sánchez, del PP.
La Fiscalía solicita para Lofer tres años de prisión por asociación ilícita ytenencia prohibida de armas. La Guardia Civil incautó en su casa de la calle Jesús de Valencia un bolígrafo pistola, una escopeta, una navaja con una esvástica en el puño y una defensa eléctrica Power 200. También, vídeos y propaganda del genocidio alemán.

La 

Los neonazis valencianos se enfrentan a penas que suman 50 años de cárcel. El caso ha quedado visto para sentencia esta semana. FAS propagaba por la red su fervor al Tercer Reich, negaba el Holocausto y se financiaba con la venta de armas. Dos militares, un atleta paralímpico que compitió en Pekín en 2008, un concejal del partido ultra España 2000y un escalador integraban parte del “ejército”. Su lema: La traición se paga con la muerte. Y su ideología fue definida por los investigadores tras analizar decenas de documentos como “próxima al terrorismo”. La Fiscalía y la acusación popular que ejerce una plataforma de ocho asociaciones pilotada por elMovimiento contra la Intolerancia han centrado su estrategia en los registros y en decenas de horas de pinchazos telefónicos.
—— Me llevo un pincho. Voy a hacer pupa (...). Hay que darles bien. Dejarlos mareados.
Pedro Cuevas, El Ventosa, presumía así en agosto de 2005 de participar en cacerías humanas. Sus presas eran “moros” y “guarros”. O, lo que es lo mismo: inmigrantes, antifascistas, gitanos y Latin Kings. Cuevas frecuentó los cenáculos ultras desde adolescente. Cumplió cuatro años de prisión por asesinar en 1993 al joven antifascista Guillem Agulló. En FAS se encargaba de distribuir las armas, según la Guardia Civil. En las conversaciones inéditas a las que ha tenido acceso EL PAÍS, el neonazi que hoy tiene 43 años se ofrecía como suministrador de un “hierro” (pistola o revolver). Sugería revender puños americanos a “chiquillos”. Y aparece vinculado en agosto de 2005 a una batida humana en Villena (Alicante) donde un “punkarro asqueroso” recibió un “palizón”. Otra transcripción le relaciona con un robo.
La génesis de uno de los grupúsculos neonazis más activos de España hay que buscarla en un local de la Avenida Tres Cruces de Valencia. El Centro Thule se financió entre 2003 y 2005 con cuotas de 40 euros, acogió conferencias sobre armas de fuego y conciertos de música RAC (rock anticomunista). FAS sentía devoción por el grupo Batallón de Castigo. Su vocalista es el asesino confeso de un joven Eduardo Clavero.
Los neonazis valencianos eran jerárquicos aunque manejaban elManual del resistente sin líder. Un documento que aconsejaba actuar como lobos solitarios y la creación de células como Al Qaeda.
La cúpula estaba pilotada por el curtidor de pieles de 44 años Juan Manuel Soria. Excandidato por Valencia de la neofascista Alianza Nacional (AN), Soria se encuentra en busca y captura por Interpol. No se ha presentado al juicio de Valencia. Su cuenta de Facebook se actualiza a diario desde Tánger, donde se presenta como asesor en comercio exterior. “Nos dijo hace un año que vivía tranquilo en Marruecos”, confiesa un conocido ultra valenciano, que sitúa a su camarada en el neoconservadurismo católico. Otro acusado ausente en el juicio ha sido Facundo Esteban, Escorpión, de 37 años. Un hombre de idéntico nombre, apellidos y edad se ofrece como contratista militar en Buenos Aires. Y asegura trabajar en la agencia de seguridad privada Tech Security SRL. “No puedo confirmar ni desmentirlo”, zanja un portavoz de esta firma bonaerense apelando a la protección de datos.
FAS está considerado el tercer grupo neonazi más activo tras Hammerskin y Blood and Honour. “Fue la organización autónoma más importante de España”, explica el presidente del Movimiento contra la Intolerancia, Esteban Ibarra. El abogado de su grupo fue escoltado esta semana por la Guardia Civil en la Ciudad de la Justicia de Valencia. Un seguidor de los acusados le llamó “hijo de puta” y “judío”.

viernes, 18 de julio de 2014

“Como no te voy a querer si liberaste a España en el 36”

Las organizaciones franquistas llenan Madrid de carteles de apoyo al general con este lema. Hoy se oficia una misa en la iglesia de los Jerónimos
Con motivo del 18 de julio, las formaciones de extrema derecha conmemoran el 78º aniversario del “Glorioso Alzamiento Nacional” con una misa en la capital. Además de este acto, también habrá otros en Santander y Gerona en los próximos días.
Uno de los carteles pegado por Nudo Patriota en las calles de Madrid.Uno de los carteles pegado por Nudo Patriota en las calles de Madrid.
Esta efeméride es una de las más importantes del año para los nostálgicos del antiguo régimen, por lo que varias asociaciones convocan diversos actos de homenaje. Algunos de los más importantes serán en Madrid y Santander:
-- Madrid: misa hoy a las 20:00 en la iglesia de los Jerónimos, junto al Museo del Prado. Está convocado por la Fundación Nacional Francisco Franco, Movimiento Católico Español, Unión Seglar de Madrid y Fuerza Nueva Editorial. Será presidido por la Duquesa de Franco, María del Carmen Franco y Polo, hija del dictador.
-- Santander: dos actividades el domingo 20 de este mes. Primero, una “comida de camaradería”en el Gran Salón del Hotel Bahía de Santander. Por la tarde, una misa funeral por Franco, Primo de Rivera y los caídos en la contienda, en la Iglesia del Santísimo Cristo.

Más de 1.000 carteles pegados

Desde la asociación Nudo Patriota Español han confirmado a ECD que han pegado la pasada noche más de mil carteles por las calles de la capital que rezan “Cómo no te voy a querer si liberaste España en el 36”, combinando una alusión al popular cántico madridista y evocaciones patrióticas.
Fuentes de Nudo Patriota Español y de la Fundación Nacional Francisco Franco coinciden en su visión de la sociedad española. Ambas formaciones ven un rescoldo de franquismo en ella que aún se puede reavivar, y critican los separatismos y la corrupción política.
También conceden una gran importancia a la historia de España: “Mantener la historia es mantener el pasado”, asegura Jaime Alonso, vicepresidente ejecutivo de la Fundación Nacional Francisco Franco. “Hay que saber de donde vienes para saber a donde vas”, concluye.
Aunque en realidad la sublevación del 36 empezó el día 17 de julio en el Protectorado Español de Marruecos, no se extendió a la Península hasta el 18, por lo que se suele tomar esta última fecha como referencia.

Condena de cárcel en Francia por insulto racista a ministra

París. AFP. La Justicia francesa condenó por vez primera a una pena de prisión a una persona por insultos racistas, proferidos contra la ministra de Justicia, Christiane Taubira , quien sufre regularmente, por ser negra, agresiones por parte de corrientes de ultraderecha.
El tribunal de Cayena, la capital de la Guayana Francesa –donde nació la ministra–, condenó a nueve meses de cárcel y cinco años de inelegibilidad a Anne-Sophie Leclère, excandidata del partido de ultraderecha Frente Nacional a las elecciones municipales, por haber comparado a Taubira con un mono.
Le impuso además una multa de 50.000 euros a la exaspirante y de 30.000 euros al Frente Nacional.
La sentencia fue saludada por las organizaciones antirracistas de Francia, pero denunciada como “desproporcionada” por el Frente Nacional (FN) y por Leclère, que anunciaron que presentarán recursos de apelación.
La ministra de Justicia, Christiane Taubira, hablaba el martes en la Asamblea Nacional durante una sesión de preguntas al Gobierno.   | AFP
La ministra de Justicia, Christiane Taubira, hablaba el martes en la Asamblea Nacional durante una sesión de preguntas al Gobierno. | AFPampliar
El caso causó una enorme polémica en Francia el año pasado. Anne-Sophie Leclère, una comerciante de 33 años que quería crear una lista municipal del Frente Nacional en la localidad de Rethel (nordeste) para las municipales, publicó en su página Facebook una foto de un mono pequeño junto a una de la ministra con el texto “A los 18 meses” y “Ahora”.
El 17 de octubre, en un reportaje televisado, afirmó que el montaje fotográfico no era racista, pero expresó que preferiría ver a la ministra “en las ramas de un árbol y no en el Gobierno”.
El FN que, a impulso de su presidenta Marine Le Pen, se esforzaba en borrar su imagen ultraderechista para presentarse como un partido “normal”, excluyó inmediatamente a su candidata.
El proceso se originó en una demanda de la asociación guayanesa Walwari (de la que Taubira fue una de las fundadoras).
Taubira, una figura de la izquierda francesa, fue en 2001 impulsora de una ley que reconocía la trata de humanos y la esclavitud como crimen contra la humanidad.
Desde su nombramiento como ministra de Justicia por el presidente François Hollande, en mayo de 2012, es blanco favorito de las críticas de la oposición de derecha y de los medios conservadores, y fue particularmente atacada por haber defendido la ley sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo.
En varias oportunidades, las manifestaciones contra esa ley fueron escenarios de insultos. El 25 de octubre, niños llevados por sus padres a una manifestación enarbolaron bananas al pasar la ministra.
El veredicto del tribunal de Cayena “viene a recordar” que la República “no puede dejar prosperar ni tolerar” el racismo, estimó la organización SOS Racismo. Esta decisión recuerda que “el racismo y el antisemitismo son delitos de pleno derecho”, afirmó la Liga Contra el Racismo y el Antisemitismo (Licra).
Por su parte, Taubira recordó que “los jueces juzgan en derecho”; es decir, “según el código penal”.
“En dos años, no me han oído nunca comentar la menor decisión de la Justicia. Ni una sola vez. Y no haré una excepción”, dijo la ministra a los periodistas que la esperaban al salir del Consejo de Ministros.
Leclère, que va a presentar un recurso de apelación de su condena, no asistió al proceso en Cayena ni fue representada.
“No encontramos ningún abogado que nos represente” y “yo no tenía los medios de pagarme el billete de avión”, afirmó.
Según su abogado parisino, Jacques Erb, otras dos causas están en curso por el mismo asunto, una a raíz de una demanda del Consejo Representativo de Asociaciones Negras de Francia (Cran) y otra por iniciativa de la fiscalía.
El FN, que no contesta el principio de una condena de su exmilitante, va a presentar también un recurso de apelación, por considerar su propia condena “grotescamente desproporcionada” y “política”.